31 Mayo 2013
Noticias
Imprimir Imprimir Recomienda a un Amigo Recomienda a un amigo
Noticias
Clausura de la XXIX Conferencia Nacional de Procuración de Justicia.
Viernes, 31 de Mayo de 2013  Ficha Ejecutiva 31052013

Mensaje de clausura del licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación.

Galería de Fotos:  1| 2| 3| 4| 5| 6| 7| 8| 9| 10| 11

Durante dos días consecutivos se llevaron a cabo los trabajos relativos a la XXIX Conferencia Nacional de Procuración de Justicia en el que cada titular de las entidades del país, se reunieron con la finalidad de concretar los acuerdos que ya venían trabajando durante las Reuniones Regionales.

Como anfitrión del encuentro fungió el licenciado Rodolfo Fernando Ríos Garza, Procurador General de Justicia del Distrito Federal con sede en el Hotel Hiltón de la Ciudad de México; en el que agradeció en presencia del Secretario de Gobernación; del Procurador General de la República; la Subprocuradora de Asuntos Jurídicos de la misma dependencia; Fiscales y Procuradores del país, su asistencia y participación en tan importante foro.

Por su parte el Secretario de Gobernación externó que el significado del encuentro fue lograr una coordinación adecuada entre la seguridad pública y la procuración de justicia que sin duda se va a traducir en grandes beneficios; en el beneficio que todos perseguimos, que es servir a toda la población, a toda la ciudadanía.

Algunos hacen menos cuando hablamos de coordinación y lo que digo es que es más, que es a partir de la coordinación como podemos entregar mejores resultados, es a partir del encuentro entre autoridades y no el desencuentro entre autoridades como se pueden dar mejores resultados y alcanzar los objetivos que todos seguimos.

Por eso felicitó a esta Conferencia el que se logre este acercamiento pleno, real, que puedan hablar de muchos temas y que puedan llegar a acuerdos que van a servir al objetivo que todos perseguimos.
La Conferencia es un espacio fundamental para avanzar en la tarea de tener un país de leyes con justicia para todos los mexicanos.

Procurar justicia es una de las tareas más elevadas de la función pública porque se ocupa de la gente y de resolver sus conflictos, de garantizar que la ley se aplique en todo momento, se castigue al culpable y se proteja al inocente, combatiendo con ello la impunidad.

El Ministerio Público que encabezan en cada uno de sus estados debe apuntalar la construcción de la paz bajo el horizonte del cumplimiento de la ley con eficacia.

En la política de Estado por la seguridad y la justicia, que definió el Presidente Enrique Peña Nieto, el papel de la coordinación y de la colaboración de todas las dependencias gubernamentales es fundamental para incrementar la eficacia de las fuerzas federales.

La corresponsabilidad -escúchese bien- y no la competencia es el signo de nuestro trabajo con los gobernadores del país y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal para consolidar una política de seguridad pública y procuración de justicia que articule las capacidades de la Federación, de los estados y de los municipios.

Con confianza, corresponsabilidad y suma de esfuerzos, estamos obteniendo resultados positivos en los principales indicadores que evalúan el esfuerzo de todos.

Avanzamos en la prevención y disminución de la violencia, la coordinación, la evaluación, el seguimiento regional y además mejoramos nuestro despliegue operativo territorial reconociendo las condiciones y necesidades distintas de las zonas del país.

Sé que en este foro se compartieron experiencias y se estableció un diálogo constructivo que permitió debatir los problemas comunes a todas las procuradurías y fiscalías del país, para arribar a conclusiones y acuerdos que se traducirán en acciones coordinadas que generen resultados de largo aliento. Reitero, la unificación de la legislación procesal penal y la expedición de una Ley General Penal e
s compromiso del Presidente de la República, del Pacto por México y un propósito subrayado en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

Sin duda su esfuerzo manifiesto redundará en un modelo acusatorio que tenga la fuerza suficiente para comprometer a todos: Autoridades, académicos y sociedad civil, a concretar en el menor tiempo posible la efectiva implementación de este nuevo sistema de justicia penal.

No podemos detener el paso; al contrario, tenemos que apurar la marcha, ya que todos lo sabemos, contamos con menos de tres años para ello y nadie, por lo menos desde el Gobierno Federal, está pensando en que este tiempo pueda lograr un espacio más complementario para la adecuación, queremos cumplirlo en lo que lo legisladores lo comprometieron y nos quedan sólo tres años.

Para ello tenemos que apurar el compromiso y tenemos que trabajar de manera más coordinada entre todos.

Por ello, desde la Secretaría de Gobernación desplegaremos una labor de apoyo desde el área que a nosotros corresponde.

Existe una plena coordinación con la Procuraduría General de la República, pero este fin, que es un alto fin, queremos también compartirles a ustedes que estaremos en coadyuvancia, en apoyo, en respaldo, para que se pueda lograr el objetivo.

Tenemos en nuestra área la SETEC, para que ya una vez definidas las reformas que se están hoy discutiendo, pueda lograr la implementación. Y ahí tendremos todo el apoyo hacia ustedes.

Un tema de alta sensibilidad en la sociedad actual es el de la desaparición de personas, esta situación ha hecho que sus familiares enfrenten un proceso doloroso por no encontrar a sus seres queridos, a lo que se suma en muchas ocasiones trámites interminables en busca de respuestas satisfactorias a su lamentable inquietud.

En este gobierno estamos convencidos de la urgente necesidad de unir todos nuestros esfuerzos articulados a partir de una política integral para la búsqueda de personas.

Reconozco la disposición y el interés que todos los procuradores y fiscales del país han expresado para trabajar juntos en aras de mejorar sus capacidades, generar y compartir la información y todos los instrumentos con los que cuentan.

He escuchado con atención los acuerdos que en esta materia han logrado y van a implementar hacia el futuro, sin duda es un gran aliento que se les va a dar a los familiares de personas desaparecidas.
Con información veraz y oportuna los datos con los que se evalúa nuestro desempeño generarán certeza en la construcción de indicadores para ajustar las políticas.

En el Gobierno de la República tenemos la convicción de que aplicar la ley y respetar plenamente los derechos humanos son un vínculo indisoluble, requisito obligatorio indispensable para ejercer la fuerza legítima del Estado y combatir con eficacia la delincuencia.

En unos días se cumplirán dos años de haber concretado la Reforma Constitucional en Materia de Derechos Humanos, que obliga a todas las autoridades a respetarlos y protegerlos bajo los principios de universalidad, interdependencia y progresividad.

La reforma requiere armonizar las legislaciones locales para eliminar cualquier norma contraria a los tratados internacionales que México, por su voluntad soberana, se obligó a cumplir. Hagámoslo juntos y a tiempo para mejorar nuestro sistema de justicia.

En otro tema, se me ha comentado, el Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública me ha informado su planteamiento de reclasificar los exámenes de control de confianza para obtener los perfiles adecuados a la nueva política de procuración de justicia y seguridad pública, con la finalidad de que las procuradurías cuenten con personal profesional capacitado para llevar a cabo las tareas sustantivas de procuración de justicia.

Esto me lleva a destacar que para recuperar la confianza ciudadana hay que formar cuerpos policíacos honestos, profesionales, evaluados y acreditados.

Quedo en el compromiso que me ha señalado el señor Procurador, ustedes hace un momento, de revisar el tema y de lograr un acuerdo nacional con la participación de la sociedad civil, de los grupos organizados de la sociedad civil, para escuchar sus planteamientos y a la brevedad poder hacer el planteamiento ante la Comisión Nacional de Seguridad Pública de nuestro país.

Señoras y señores:
Estamos inmersos en una tarea que requiere esfuerzo, compromiso e innovación.
Una política de seguridad pública integral atiende las causas del delito a la par de sus manifestaciones.
Cuando es capaz de procesar la complejidad que se vive en las regiones del país mediante instrumentos eficaces de inclusión social y cuando asumimos el respeto a los derechos humanos como la base del trabajo de las fuerzas de seguridad, es cuando se puede avanzar en una política integral.

Un Estado Democrático de Derecho se construye sobre la base de una seguridad púbica corresponsable en la que todas y todos los procuradores de los estados y del Distrito Federal tengan como objetivo compartido la tranquilidad de los mexicanos.

Tengo la plena convicción de que es posible un federalismo articulado cuya columna vertebral sean las fortalezas de los estados y municipios y cuyo eje articulador sea la convicción de trabajar por un fin común: lograr la paz y la seguridad que demandan todos los mexicanos.

Muchas gracias.

Y si me lo permiten, hoy 31 de mayo del 2013, declaro clausurada esta XXIX Conferencia Nacional de Procuración de Justicia.

Estoy convencido que los resultados van a dar una conclusión que armonizaremos, por la cual estamos trabajando y que todos queremos: un México en paz y la tranquilidad de todos los mexicanos.

Muchas gracias.

<< regresar
Última modificación:
31/05/2013 19:58:49 por la Dirección de Comunicación Social
Comunicados

Fichas Ejecutivas

Discursos

Sitios de Interés
 
Av. Paseo de la Reforma #211-213 Col. Cuauhtémoc, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06500, México D.F. Tel: 53460000 wmaster@pgr.gob.mx, DDI